Review del reloj Polar M400, el que ofrece más por menos

Empecemos yendo al grano: el Polar M400 es un reloj GPS espectacular en su relación calidad precio. Tenemos un dispositivo multifuncional de calidad por un precio más cercano al de una de las pulseras de actividad disponibles en el mercado. En esta review os contaremos lo positivo, así como lo que le falta a este reloj.

Review reloj Polar M400Comenzamos nuestra actividad y lo que llama la atención es la facilidad con la que iniciamos un ejercicio en los muchos de los perfiles deportivos que nos permite cargar Polar en nuestro reloj. En Polar Flow – la app de la marca –, además de perfiles disponibles como el de running o ciclismo, encontraremos perfiles para vela, escalada vertical, kayak, golf, ping-pong o yoga, entre muchos otros. Se trata de un reloj, eso sí, pensado para running, aunque se incorporen estos perfiles para realizar un cálculo de calorías más ajustado a la intensidad que requiere cada tipo de ejercicio y con la idea de mostrarnos en pantalla los datos más necesarios en cada caso. Esto hace que el M400 nos ofrezca datos de interés pero no permita emparejar el dispositivo con sensores externos avanzados como el de cadencia o el potenciómetro, que podríamos necesitar si somos ciclistas avanzados.

El Polar M400 incluye algunos programas de entrenamiento preconfigurados en el dispositivo, pero además, y a diferencia de muchos otros competidores, permite configurar entrenamientos avanzados de todo tipo. Eso sí, hay que tener en cuenta que requiere de la aplicación web para muchas de las configuraciones, no permitiendo diseñar entrenamientos muy complejos desde el propio dispositivo si no los hemos guardado en la memoria del reloj previamente. Aspecto muy positivo es la compatibilidad para poder exportar nuestros resultados y entrenamientos a muchas otras aplicaciones de terceros.

Oferta 109 euros

Banda Pectoral Polar H7Como buen pulsómetro Polar, el sensor de frecuencia cardíaca es calidad asegurada en la medición (especialmente si utilizas la banda pectoral Polar H7, incluida en uno de los packs) y, para mayor sorpresa, el dispositivo nos ofrece muchas opciones para configurar intervalos de intensidad y zonas de entrenamiento específicas.

Nos gusta mucho la posibilidad que, como muchos Polar, incorpora el M400 para realizar un test de forma física en 15 minutos: ofrece un resultado bastante ajustado a nuestra progresión física, teniendo en cuenta nuestro peso, altura, edad y evolución de ritmo cardiaco. En este caso, lo que no podemos disfrutar en el M400 son funcionalidades de recuperación avanzada, sí presentes su hermano mayor, el Polar V800.

Lo que sí nos ofrece el M400 son records personales y mucha motivación para seguir superándonos. Además, si estás pensando participar en alguna prueba deportiva, Polar te ofrece rutinas de entrenamiento adecuadas para preparar carreras de diferentes distancias, incluyendo no solo ejercicios de cardio sino también de velocidad, estiramientos o fuerza.

El M400 es también una pulsera de actividad que mide todo el ejercicio que hacemos a lo largo de la jornada, indicándonos por medio de alertas e incluso penalizaciones cuándo debemos levantarnos de la silla e interrumpir la inactividad. Por supuesto la monitorización cubrirá nuestro tiempo de sueño, permitiéndonos analizar cómo se producen nuestros ciclos de descanso.

Diseño, batería y otros detalles

Con el M400 no estamos ante un diseño particularmente llamativo, pero sí ante una visualización que no ofrece problemas aparentes y responde bien en situaciones de alta o muy baja luminosidad, con la resolución de pantalla necesaria para mostrarnos una cantidad de datos nada despreciable en un solo vistazo.

Otro de los puntos fuertes de este reloj son, sin duda, sus dimensiones. Si lo que nos incomoda de algunos pulsómetros multideporte es su grosor y que pueden ser algo más pesados que un reloj de vestir, el Polar M400 no es solo uno de los más ligeros, sino también uno de los más delgados entre los relojes que incorporan un sensor GPS.

La carga se hace mediante un puerto miniUSB situado en la parte trasera del reloj, algo puede resultar algo más aparatoso que otros sistemas de carga, pero no requiere andar moviéndose con cables para cada dispositivo, pues podemos utilizar el del móvil. Algún usuario menciona haber tenido problemas con la posición del puerto de carga (el constante contacto con la muñeca y quizá el sudor podría provocar problemas), pero lo cierto es que no nos ha parecido una mala solución, queda bien cubierto y en Polar aseguran que es sumergible 30m incluso sin la tapa de plástico que lo cierra. Cabe decir que para la sincronización de datos podemos utilizar el cable miniUSB pero también hacerlo a través de la app móvil gracias a la conectividad Bluetooth. Mediante la misma tecnología, el reloj nos permitirá recibir notificaciones básicas de llamadas o mensajes a nuestro móvil en la pantalla del dispositivo.

La batería, a propósito, nos va a alcanzar 8 horas de ejercicio continuado con el GPS y el sensor de frecuencia cardíaca en funcionamiento, pero podrá resistir aproximadamente 3 semanas sin recarga, cuando lo utilicemos únicamente como monitor de actividad diaria.

No lo lleva, pero…

Si necesitas un reloj para abordar rutas desconocidas y buscas descargar rutas con mapas cartográficos en tu dispositivo, este no es el pulsómetro que debes comprar. Sin embargo, sí te permitirá navegación “Back to start” de vuelta al punto de partida mediante una flecha que te indicará la dirección que has de seguir.Podómetro Polar Bluetooth

Aunque lleva acelerómetro, tampoco hace medición de distancia y ritmo en indoor, pero sí es compatible con el podómetro Polar Stride que puedes sincronizar por Bluetooth cuando quieras obtener mediciones completas al correr en la cinta del gimnasio –es probable que una actualización que tendrá lugar a mediados de 2016 solucione la necesidad de vincular otro sensor externo–.

Conclusiones

Definitivamente, el Polar M400 es un dispositivo que, lógicamente, no incorpora todas las funcionalidades disponibles en el mercado de pulsómetros y relojes GPS –ninguno lo hace–, precisamente porque está pensado para un deportista habitual, activo y multideporte, pero no para un triatleta o alguien que entrena a nivel profesional.

Para eso, Polar ofrece su V800, un reloj fantástico que ofrece mediciones indoor y bajo el agua – incluida frecuencia cardiaca – pero más caro y no muchísimo más completo si no haces entrenamientos bajo el agua.

Con el Polar M400, Polar se desmarca notablemente de la competencia, ya que ninguna marca ofrece un dispositivo tan completo y de tal calidad por un precio tan reducido. Se trata de una opción fabulosa para empezar a cuidar nuestro desempeño deportivo evitando gastar una cifra alta de dinero. Tendremos datos de calidad, un montón de facilidades y opciones por descubrir, y todavía tardaremos mucho en aburrirnos o haber explotado este reloj lo suficiente.

Ofertas disponibles del Polar M400

Dónde comprarPrecioComprar
EL CORTE INGLÉS109€Ver Oferta
AMAZON134€Ver Oferta

One Response to Review del reloj Polar M400, el que ofrece más por menos

  1. THADDEUS dice:

    Si estas interesado en el M400 sera porque, seguramente, tu deporte principal es correr. Y es para lo que esta claramente disenado. Pero antes de salir a correr hay que configurar el reloj, y para eso tendras que echar mano de un ordenador y de Polar Flow. No hay posibilidad de hacer configuraciones avanzadas desde el reloj, pues para mantener la simplicidad solo puedes modificar unos pequenos aspectos del mismo.

Deja un comentario