Review del Garmin Fenix 3. Un buen reloj multideporte con GPS

No importa qué deporte hagas. No importa cuánto. No importa dónde. No importa cuándo. Ni si quiera importa que estés haciendo deporte o no, tu Fénix 3 estará ahí, preparado.

Review Reloj Fenix 3Si ya conoces la gama Fénix de Garmin, habrás oído hablar de la calidad del modelo predecesor, el Fenix 2. El nuevo Fénix incorpora la mayoría de características y funcionalidades que ya mostraba el Fénix 2, pero además añade una serie de mejoras y nuevas posibilidades que hacen de este reloj un auténtico bicho de otro mundo (sí, en 5 años nos parecerá un dispositivo prehistórico, pero no podemos imaginar ni de lejos por qué razón).

El Garmin Fénix 2 ya era un reloj fabuloso, pero sí todavía había algún detalle que pudo generar algo de insatisfacción entre los más exigentes, Garmin dio un golpe de autoridad en la mesa e hizo que su nuevo dispositivo incorporase la mayoría de avances del panorama, pero también una nueva forma de entender los relojes multideporte. Alguna cosa quedó en el tintero, pero quizá más por razones de segmentación del mercado que por capacidades del nuevo Garmin Fénix 3.

Tal salto cualitativo en este reloj viene dado principalmente por la decisión de Garmin de basar su nuevo dispositivo en el motor del exitoso Forerunner 920XT, un reloj enfocado al triatlón con una serie de incorporaciones que lo hicieron particularmente aventajado en los entrenamientos. Esto ha favorecido una combinación de perfiles que ha potenciado el dispositivo en todos los aspectos, incorporando un repertorio de posibilidades realmente amplio.

Un aspecto inmejorable

En esta ocasión, la gama Fénix sigue depurando sus formas, permitiéndonos elegir entre varios colores. La opción Zafiro incluye un cristal ultra resistente e, incluso, podemos elegir llevarlo con correa de cuero o metálica (aunque nada recomendable para el entrenamiento, por suerte incluye una secundaria de silicona).

Además, el reloj monta una pantalla a color, algo que sin duda aporta mayor visibilidad, fundamental para ver los todos los datos de un vistazo y evitar posibles caídas o lesiones por perder de vista el terreno.

Sensores y batería

Fénix 2 determinaba nuestra localización recurriendo únicamente a GPS, algo que en más de una ocasión dejó clavado en el sitio a quien esperaba iniciar su entrenamiento en algún lugar menos accesible o demasiado frondoso. Fénix 3, como ya sucedía con el 920XT de Garmin, utiliza la combinación de GPS y GLONASS (la red de satélites rusos) para determinar nuestra posición con mayor rapidez y precisión. Además, incorpora una antena de alta sensibilidad llamada EXO en el bisel del reloj, que si bien ofreció más de un problema durante los primeros meses de vida del reloj, las sucesivas actualizaciones de Garmin han solucionado la mayoría de estas incidencias y el Fénix 3 consigue determinar nuestra posición con gran velocidad.

El GPS también interviene para calibrar los datos del altímetro barométrico, dado que la presión atmosférica puede ser variable en las mismas cotas de altitud y esta sincronización arroja datos mucho más certeros. Por supuesto el Fénix 3 también incluye brújula magnética como su predecesor, por lo que podremos confirmar nuestra orientación incluso detenidos.

En cuanto a la autonomía de este reloj, las mejoras también son notables. Para empezar, podemos tenerlo vivito y coleando en modo reloj casi el doble de lo que aguantaba el anterior Fénix, unas 6 semanas. En modo GPS activado resistirá cerca de 20 horas sin inmutarse. Pero, además, Garmin nos ofrece la posibilidad de activar el modo Ultratrac, pensado especialmente para cubrir etapas de ultratrail o salidas de varias etapas sin recurrir a batería. Este modo permite al Fénix 3 resistir la friolera de 50 horas con el GPS activado, eso sí, la frecuencia de sincronización se alarga a un minuto, por lo que los datos resultantes no serán especialmente precisos, pero nos permitirán hacernos una buena idea del recorrido cubierto. En este sentido, se echa de menos la posibilidad de ser nosotros quienes podamos determinar la frecuencia de búsqueda deseada para el GPS, a fin de ajustar al máximo el consumo para obtener resultados más precisos.

Otra posibilidad que ofrece el Fénix 3 en este tipo de situaciones es la de conectar una batería externa durante el entrenamiento mediante conexión miniUSB. De esta manera, podremos darle una carga rápida a la batería mientras el reloj sigue trabajando si tememos que pueda quedarse corto. Desde luego, una opción nada desdeñable y no disponible en muchos otros modelos.

Inteligencia Garmin

Garmin ha trabajado mucho y bien para que sus relojes ofrezcan datos precisos y de valor a sus usuarios. Como sucedía con el 920XT, la combinación del Fénix 3 con la nueva banda HRM de Garmin permite obtener muchos más datos además de la frecuencia cardiaca. Se trata de las Running Dynamics, mediciones relativas a nuestra técnica personal al desarrollar el ejercicio: cadencia, tiempo de contacto con el suelo y oscilación vertical. Éstas métricas nos permitirán centrarnos en mejorar no solo físicamente, sino en cuanto a la eficiencia de nuestros movimientos.

Y por si fuera poco: Garmin Connect IQ. Una idea fantástica que permite a los usuarios de Garmin desarrollar sus propias aplicaciones para el reloj y compartirlas con el resto de usuarios, desde widgets o pantallas de visualización con métricas determinadas, hasta nuevos perfiles para deportes específicos. Una idea que hace de este reloj un dispositivo en continuo desarrollo y lo llena de posibilidades en cuanto a personalización.

Conectividad al cuadrado

Otra de las novedades de este Fénix respecto al anterior, y que ya había sido incluida en el 920XT, es la posibilidad de conectarse a WiFi automáticamente para cargar los datos de nuestros entrenamientos al ordenador, sin necesidad de tener que conectar el cable USB y hacer la exportación. Otra de las mejoras más útiles tiene que ver con la posibilidad de usar conexiones ANT+ y Bluetooth a la vez. Esto fue un punto negativo en el anterior Fénix, que si bien permitía ambos tipos de conexiones, no podía activarlas a la vez. Con el Fénix 3 se nos ofrece la posibilidad de conectar nuestros sensores externos mediante ANT+ y nuestro Smartphone mediante Bluetooth al mismo tiempo (Ojo, porque no podremos conectar sensores externos mediante Bluetooth, que está reservado para el móvil, aunque la mayoría podrán conectarse también por ANT+).

Otras funcionalidades

El Fénix 3 incorpora muchas otras mejoras, os detallamos algunas de las más interesantes:

  • Perfiles para deportes diferentes:

La disponibilidad de perfiles para deportes diferentes es algo en lo que la gama Fénix siempre ha trabajado mucho, hasta el punto que nuestro reloj puede ser un instrumento de gran valor para la práctica de snowboard, senderismo o incluso surf, por poner ejemplos. Estos perfiles han visto mejoradas algunas de sus funciones y han recibido otras nuevas: el perfil de esquí de nuestro Fénix 3, por ejemplo, detecta cuando hemos terminado un descenso y estamos en la cola del telesilla, o subiendo de nuevo, para dejar de hacer mediciones específicas; en el caso del ciclismo, podemos asociar numerosos sensores externos a nuestro reloj que estén colocados en diferentes bicicletas y nuestro dispositivo sabrá automáticamente qué bicicleta hemos cogido ese día y nos permitirá diferenciar las mediciones.

  • Modo Autoclimb:

Nuevas funciones interesantes, como el modo Autoclimb. No está asociado a ningún perfil en concreto, pero si decides tenerlo activado, podrás configurar qué datos quieres que el reloj te muestre en la pantalla cuando detecte que estás ascendiendo una pendiente o una pared, según las condiciones que hayas definido. También de manera automática, nuestro Fénix 3 volverá a mostrar la pantalla principal cuando detecte que hemos superado el ascenso.

  • Activity Tracker:

El Activity Tracker es algo que nos permite no olvidarnos de que todo contribuye a un óptimo estado de forma: no se trata únicamente de realizar entrenamientos intensos, sino de cuidar no cesar nuestra actividad el resto del día, así como las fases de sueño. Mediante el acelerómetro incorporado, el Garmin Fénix 3 mantendrá una monitorización básica durante las 24 horas del día, independientemente de que estemos entrenando o no. Nos recomendará aumentar nuestras horas de sueño si es necesario, o nos alertará cuando llevemos demasiado tiempo sentados, evitando que nuestro metabolismo decaiga. Lo mejor, es que también sabrá premiar nuestros avances hacia un estilo de vida activo y saludable. Algo que convierte a nuestro dispositivo en un compañero útil durante todo el tiempo.

  • Recovery Advisor:

El Recovery Advisor tiene la función de calcular el periodo de recuperación óptimo tras el ejercicio realizado, basándose en las métricas resultantes. Así, sabremos cuánto tiempo tenemos que descansar antes de afrontar el próximo entrenamiento para estar en condiciones óptimas. El único punto negativo aquí es que Garmin calcula el tiempo de recuperación de cada ejercicio, lo que conlleva el reseteo del tiempo de descanso marcado. Las funciones similares de otras marcas, como es el caso de Suunto, utilizan un cálculo acumulativo, por lo que si no hemos descansado lo suficiente antes de comenzar un nuevo entrenamiento, le sumará a la recuperación posterior ese tiempo que le debemos a nuestro cuerpo. No deja de ser un detalle sin gran importancia, pero conviene tenerlo en cuenta cuando queramos exprimirnos. Quizá Garmin, incluya modificaciones al respecto en alguna de las próximas actualizaciones.

  • Sincronización con nuestro Smartphone:

La sincronización con nuestro Smartphone permite al Fénix 3 mostrar notificaciones y mensajes en pantalla, algo no realmente necesario cuando entrenamos, pero que puede ser útil en determinadas situaciones. Aunque, lógicamente, no podemos responder desde el dispositivo, podemos saber si alguien nos intenta localizar por algún motivo de urgencia o, incluso, eliminar algún mail no leído mientras hacemos bicicleta estática. Parte de esta funcionalidad ya estaba presente en el anterior modelo de Fénix, aunque el gasto de batería era disparatado en comparación. Ahora, incluso podemos controlar la música que reproduce nuestro móvil mientras hacemos ejercicio, un muy buen añadido.

  • Compartir en tiempo real:

El Live Track es otra de las posibilidades asociadas a la sincronización con nuestro teléfono: podemos compartir en la web nuestro entrenamiento en tiempo real, de tal manera que quien tenga interés pueda consultar nuestro recorrido y tiempos mientras estamos a lo nuestro.

¿Qué hay de malo?

Nada realmente negativo, de ahí su precio (401 euros en Amazon). Eso sí, se echa de menos alguna función eliminada, como la posibilidad de cargar mapas cartográficos con información geográfica del terreno, quizá la más reseñable.

De cualquier manera, se trata de un reloj que no solo mejora a su predecesor en nuevas funcionalidades y optimización de algunos sensores, sino que funciona de manera mucho más eficiente, es más fluido, con tiempos de carga casi inapreciables en comparación con el Fénix 2, y el nivel de personalización es realmente atractivo gracias a la plataforma Garmin Connect IQ. Además, su independencia respecto al servicio web o la aplicación móvil de Garmin es muy alta: podremos configurar prácticamente cualquier tipo de entrenamiento u opción desde nuestra muñeca, algo que no es posible con otros relojes tope de gama del mercado.

Si puedes permitírtelo, no lo dudes, no te arrepentirás y tendrás un dispositivo que te va a durar muchos años al máximo nivel. Se trata de un producto de grandísima calidad. Aunque, si prefieres ajustar un poco más el precio, el Fénix 2 sigue siendo una opción de muy altos vuelos. También puedes valorar otras opciones en nuestra comparativa de relojes para montaña o triatlón, al fin y al cabo se trata de un reloj tremendamente completo y, si no eres un fanático del deporte, puedes optar a muchos otros modelos que pueden ser más que suficientes para lo que necesites.

Si ya tienes un Fénix 3, ¡no dejes de contarnos tu experiencia!

Dónde comprarPrecioComprar
AMAZON422 €Comprar
ACTIVINSTINCT502 €Comprar
RUNNERIN476 €Comprar
RETTO449 €Comprar


Deja un comentario